miércoles, 12 de diciembre de 2012

En defensa de la Justicia

Que una cosa quede clara respecto a las concentraciones y protestas conjuntas de abogados, fiscales, jueces, secretarios, algunos procuradores a título personal y organizaciones ciudadanas (sindicatos, consumidores, etc.) que se están desarrollando las últimas semanas en defensa de la JUSTICIA (con mayúsculas). No se trata de ideología (derechas o izquierdas) -los concentrados pertenecen a todo el espectro ideológico-, ni de simple oposición partidista, ni de meros intereses corporativos.... No Sr. Ministro, no se confunda ni trate de confundir a la Opinión Pública.

Se trata de la defensa de principios (independencia judicial, igualdad de armas, prohibición de la indefensión, libertad y posibilidad de acceso a la jurisdicción, interdicción de la arbitrariedad, control efectivo del poder público, defensa de los legítimos intereses económicos de los consumidores y usuarios, etc.) que son pilares básicos de nuestro actual Estado Constitucional y sostienen la convivencia en libertad y la paz social.

Se trata de la defensa de un Estado Social y Democrático de Derecho que nos costó a los españoles muchos esfuerzos y sacrificios conseguir después de una Historia convulsa.

Se trata de la reivindicación de una Administración de Justicia concebida como servicio público, accesible para todos en términos razonables de coste, calidad y rapidez de resolución.

Y sobre todo, se trata de luchar por el derecho de los ciudadanos a ser tutelados por el Estado frente a cualquier clase de injusticia proveniente de cualquier poder público o económico, o de otros ciudadanos. En definitiva, se trata de defender el fundamental y sagrado "derecho a la tutela judicial efectiva" frente al "privilegio de la tutela judicial en efectivo" que pretende implantarse per fas et nefas de manera burda y grosera con el falaz argumento de que así se acabará con la "excesiva litigiosidad" existente en España y "se modernizará" la Justicia, lo que no es más que una forma elegante y políticamente correcta de expresar lo que verdaderamente está en la mente del Ministro y los que le inducen y le apoyan desde su alicorta visión economicista de la vida y de la sociedad: cuantos menos pleitos haya y más vacíos estén los juzgados de molestos españolitos de a pie, más campo libre tendrán otros para preservar sus lucrativos intereses.

No lo vamos a permitir. En defensa de la JUSTICIA (con mayúsculas) seguiremos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada