jueves, 2 de febrero de 2012

¿Y los abogados qué?

Una vez más a los defensores de los derechos de todos, nos dan zarpazos por todos los lados; ahora son los notarios, pobrecitos mios, los que como no tienen negocio, se va a poner a divorciar, a casar y a no se cuantas cosas mas que para que la profesión no fenezca (la de notario se entiende) este ministro y otros que estan por llegar graciosamente les va a otorgar. Hasta hace poco solo nos comian la tostada los diplomados en relaciones laborales que asistian a juicio, en una labor tipicamente de abogado, hace no mucho tambien se les dio competencia para los recursos, supongo que no faltar mucho que dado que sus estudios tiene la misma graudación que los de abogados ( ahora todo son grados con el plan bolonia), pretendran entrar en temas mercantiles o que se yo. Por otro lado estan, metiendonos con calzador los temas de mediación, eso si no para que los letrados la hagan, no, no, sino para que la hagan psicologos, medicos, pedagogos, licencias en arte, enfermeros, etc etc; que conste y vaya por delante que no me opongo ni a la mediación ni a la descongestion de los juzgados, solo que no acabo de entender porque todo el mundo puede entrar en temas legales, y nosotros no podemos entrar, por ejemplo en eneste de las bodas, puesto que si de un contato se trata mejor que nosostros pocos.

Tambien por en medio nos han quitado competencias, las asesorias, sin que esto se sepa muy bien que es, puesto que incluye un alto perfiel de gente con o sin competencias que se da de alta en este epigraje fiscal tan difuso, pero que termina haciendo contratos, herencias, evacuando consultas, cuando no ahora haciendo monitorios, y demandas verbales.

Tampoco quiero yo decir que las competencias profesionales de un sector sean inamovibles, o que sean propiedad privada de los abogados, pero alguien me quiere explicar al final de esta desregulación profesional cual va a ser nuestra labor?, que vamos a hacer ?lo digo sobre todo por los que llegan nuevos, porque si como parece nuestra labor queda reducida a los mínimos vamos a tardar años en absorver la cantidad de letrados que hay en el mercado.

No se que os parece, a mi de entrada que este ministro como otros no sabe de que va la peli, no sería mas fácil para descongestionar juzgados sacar las ejecuciones como en francia?, no seria mas fácil evitar la multiplicidad legislativa que provoca inseguridad juridica y por tanto conflicto y este a su vez litigio?, bueno me gustaria saber vuestra opinión, no ya solo sobre la ocurrencia del ministro sino sobre a donde va nuestra profesión, donde estan nuestros representantes que deben de defenderla, en fin, ....... me gustaria saber vuestra oponión.

Por cierto, que han hecho los notarios de todo el dinero que han ganado en los buenos tiempos, porque no compartian funciones con otros sectores profesionales.?

3 comentarios:

  1. Yo he pensado hacerle la competencia a los notarios, dada la "insorbencia" (de sorber mocos) que padece el turno de oficio.
    Si mi memoria no me falla, el capitán Stuby, de vacaciones en el mar, podía casar a la gente. Así que me voy a sacar el título de patrón de yate y me voy a recorrer España, al menos la ruta Cádiz hasta Madrid y vuelta (le pondré ruedas al yate por aquello de que el Manzanares es un rio navegable en coche).
    Creo que no hay color, entre una boda con sabor marinero a otra celebrada en un despacho notarial donde siempre hay dudas de si te están engañando. ¿Hay alguien que se entere de lo que dice un notario?....no si al final vamos a tener hasta más trabajo asesorando sobre lo que se firma que cuando nos pagaba "la gratuita".

    ResponderEliminar
  2. Abogadoficio, muy bueno lo de las bodas con sabor marinero... Me gusta, que diría un feisbuquero. Aquí lo que pasa es que la reforma de la Justicia, en lugar de basarse en un análisis serio y riguroso de los problemas desde la perspectiva de todas los operadores jurídicos, escuchando y acogiendo abiertamente todas las opiniones, se está quedando básicamente en un recorte descarado de nuestro ámbito de trabajo profesional como abogados y, de rebote, en un debilitamiento general del derecho a la tutela judicial efectiva de los ciudadanos. A saber: elevación de cuantías para la preceptividad de nuestra intervención, limitación de la posibilidad de recurrir las decisiones judiciales, acotamiento elitista del recurso de casación, abandono y maltrato a los profesionales del turno de oficio, imposición de tasas para litigar, ampliación del criterio del vencimiento en materia de costas al ámbito contencioso-administrativo, etc. Todo ello sobre la base del viejo tópico manejado en algunos mentideros judiciales de que "Los culpables son estos leguleyos picapleitos que no hacen más que recurrirlo todo e inundarnos de papel los juzgados...". Lo cierto es que, en el fondo, todas las reformas de la Justicia son pensadas, pergeñadas y perpetradas por un puñado de burócratas (unos políticos "profesionales" y otros políticos "judiciales" pobladores de tjs, gabinetes técnicos de supremos, ministerios, CGPJ, etc.) que hace mucho, mucho tiempo que no tocan unos autos, ni llevan un pleito, ni pisan "barro" en los juzgados... Mientras tanto, los asuntos se siguen apilando en los anaqueles, suelos y repisas de las ventanas de las oficinas judiciales, los funcionarios (dependientes de las CCAA) cabreados por no sabemos exactamente qué, los secretarios (dependientes del Ministerio) desorientados con sus nuevas competencias, los jueces (presuntamente independientes) pasando de todo por haber sido despojados de esas mismas competencias, y pronto los notarios casando a diestro y a siniestro, los psicólogos, maestros y terapeutas varios avalando transacciones judiciales... ¡El circo Gallardón con sus cinco pistas no ha hecho más que comenzar!

    ResponderEliminar
  3. Pero que esperabais de un Fiscal que solo ejerció dos años como tal, dedicándose el resto a hacer agujeros como un poseso. Pues eso: "Gallardonadas", o lo que es lo mismo mas agujeros en lo que toque, y como ahora le toca la justicia, la va a dejar como un colador.

    ResponderEliminar